Los accidentes laborales mortales en las empresas del metal se duplican pese a la caída de número de trabajadores un 10%


accidente laboral 324 Los accidentes laborales mortales en las empresas del metal se duplican pese a la caída de número de trabajadores un 10%

Los accidentes laborales mortales en las empresas del metal se han casi duplicado en Andalucía en lo que va de año 2011, hasta los 11 siniestros mortales, a pesar de la caída en un 10 por ciento en el número de trabajadores en dicha área debido a la crisis económica, según un informe de siniestralidad de los sectores de la construcción, metal, madera y afines, elaborado por MCA UGT-A.

Según dicho informe, consultado por Europa Press, en las sectores de construcción, metal, madera, cemento, áridos y tejas y ladrillos se han registrado 26 accidentes laborales mortales, frente a los 28 de 2010.

El análisis de datos “arroja, en términos generales, comparando el año 2009 con el 2010 y, sumando leves, graves y mortales, un descenso generalizado, siendo construcción el que ha experimentado mayor reducción de todos los sectores productivos en Andalucía, con un -57,30 por ciento”.

La cifra más llamativa la presentan los accidentes mortales, toda vez que el sector de la construcción es aquél que proporciona el mayor número absoluto de muertes a las estadísticas de siniestralidad.

El informe apunta que en la construcción, mientras en el año 2009 se produjo un descenso importante, que en 2010 se está manteniendo, con un leve ascenso respecto al anterior, en lo que va de año 2011 ya se han producido 12 accidentes mortales en el sector de la construcción, frente a los 17 registrados en todo el año 2010.

El sindicato reconoce que “la bajada tan brusca de trabajadores dados de alta en construcción que se ha dado en el año 2009 y que nos sigue afectando, ha disminuido en parte los accidentes mortales, debido sobre todo a la crisis del sector“, pero destaca además “en gran medida” la “ardua” labor de los agentes sociales en años anteriores.

Asimismo, el sector del metal no ha sido una excepción a la crisis, la actividad productiva “ha caído en picado” desde el primer trimestre de 2009, de forma que el año 2010, la industria del metal ya comenzó el año en negativo con una caída interanual de la actividad productiva del 2,2 por ciento en el mes de enero, la misma que en diciembre.

En materia de siniestralidad, en lo que va de 2011 se registraron en el metal 11 accidentes mortales en el sector, cinco más que los ocurridos en todo el año 2010, “rompiendo la tendencia a la baja que desde el año 2006 venía produciéndose”.

Por último, en cuanto a los sectores de madera y afines, estos “han tenido pocos accidentes mortales en los últimos años” y son sectores en los que los accidentes más comunes no son mortales, debido a las características propias que poseen. No obstante, en áridos y derivados ha lamentado ya la muerte de tres trabajadores.

Analizando los tres sectores –construcción, metal y afines– se destaca que la provincia que han acaparado más accidentes mortales es Almería con siete, seguida de Málaga con cuatro, Cádiz, Córdoba y Jaén con tres cada una de ellas y Granada, Huelva y Sevilla con dos.

En cuanto a la edad de las víctimas de accidente de trabajo mortal en construcción en Andalucía, se observa que las características de nuestro entorno laboral en los últimos años no han variado, por lo que el perfil es el de un adulto, de entre 30 y 60 años de edad, con un contrato de trabajo inferior a un año y que en la mayoría de los casos posee una baja cualificada o trabaja en empresas de menos de 50 trabajadores.

El informe apunta que la franja comprendida entre 40-65 años “es la más perjudicada de los últimos años, son sobre todo personas que llevan muchos años trabajando en construcción con contratos precarios y que no tienen nociones sobre la prevención de riesgos laborales. En ese punto, indica que “los fallecidos en la construcción en lo que va de año tenían todos en torno a los 50 años”.

En cuanto al sector del metal, la mayor parte de los accidentes se producen en trabajadores con edades comprendidas entre los 20 y 39 años, situación inversamente proporcional al sector de la construcción, donde el mayor número de los accidentes mortales están comprendidos entre los 40 y 65 años.

El responsable de Salud Laboral de MCA UGT-A, Juan Carlos Pando, ha apuntado a Europa Press que ante este panorama “no se ha registrado una mejora sustancial de las condiciones de trabajo y aunque hay una leve mejoría, no estamos satisfechos y se deben hacer mejor las cosas para seguir minorando el número de accidentes de trabajo“.

Ha recordado que estos sectores –construcción, metal o afines– “son sectores que abarcan mayores índices de siniestralidad y mayor riesgo”, por lo que de estos informes se desprende la necesidad de “exigir mayores medidas de seguridad”.

Pando ha resaltado la necesidad de que “todos los organismos pongan de su parte, es necesaria más si cabe, la unidad sindical y que todos rememos en el mismo sentido, lo cual facilita mucho la tarea”. Para el dirigente sindical, son “fundamentales” las medidas colectivas de protección.

Sobre los efectos de la crisis en la siniestralidad, este portavoz considera que la crisis “ha posibilitado que se reduzcan los ritmos de trabajo, que haya menos presión y cúmulo de horas, como sí ocurría en la época del ‘boom’ inmobiliario, pero ahora son menos para hacer más, por lo que sin las debidas medidas en prevención de riesgos, y un mayor control en cuanto a las exigencias en materia de prevención, no habremos hecho nada”.

En ese sentido, ha lamentado que “la crisis afecta a la seguridad y a la prevención, pues cuando hay crisis se produce un recorte en la empresa en el área de medidas de protección que afectan a los trabajadores; lo sufren los presupuestos de protección y el empresario está tentado en recortar en estas áreas”.

Por ello, ve que las consecuencias de la no adopción de las medidas “se trasladarían al conjunto de la sociedad; es decir, se socializarían los costes, ya que la mayoría de los empresarios siguen considerando la seguridad como un coste añadido”.

Desde el punto de vista de MCA-UGT, la seguridad “no es un coste sino que debe considerarse como una forma adecuada de producir porque no hay valor económico que deba poner en riesgo la seguridad o la salud de los trabajadores“.

Fuente: lainformacion.com

En RINBER abogados, somos abogados especialistas en reclamación de indemnización por accidente de trabajo, es aconsejable contar con un abogado especialista en accidentes de trabajo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!
  • more Los accidentes laborales mortales en las empresas del metal se duplican pese a la caída de número de trabajadores un 10%

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments & Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>